UN GRITO CAMPO ADENTRO ( Las Ligas Agrarias)

Autor: Ponce Edgardo Fermín

Institución: Instituto Superior Goya

Provincia: Goya, Corrientes.

.

INTRODUCCIÓN

El Movimiento Rural de la Acción Católica Argentina, marca la apertura a una diversidad de hechos y circunstancias, que se sucedieron y acompañaron al tránsito o proceso de este movimiento sociocultural. A medida que avanzamos en la lectura, iremos cerrando progresivamente este abanico de relaciones, para situarnos, dentro del marco que queremos indagar. Cuyo cuadro estará representado por un espacio geográfico, correspondiente al Departamento de la Ciudad de Goya, situada a las márgenes del río Paraná y enclavada en la Provincia de Corrientes.

Desde este espacio físico y entramado cultural elegido como campo de investigación, trataremos de avanzar en la búsqueda de una información genuina, con fuentes que de una u otra manera hayan tenido un protagonismo directo o indirecto, con el accionar de las Ligas Agrarias. Y fundamentalmente con aquellos hechos sociales que marcaron el curso de esta historia y las resultantes de nuestra realidad.

El título del tema * Un grito campo adentro *. No fue elegido al azar. Es una trama de significado, producto de un marginalismo oculto y de voces calladas, que busca una respuesta de la sociedad, de esa que le hizo y le siente diferente. Una memoria activa que nos despoje de prejuicios, y nos permita reflexionar sobre un pasado reciente, que nos ha dejado un “gusto amargo en la boca”, pero a la ves, un grito de esperanza, difícilmente de no ser advertido.

.

* Como un sapucay al viento te digo chamigo, yo también existo... Aunque la sangre tiña mi cuerpo y mi alma grite de dolor, en la memoria de mi gente quedará acunada mi vos * (Edgardo Ponce)

.

HIPÓTESIS

Según las informaciones existentes que son de nuestro conocimiento, podemos suponer, que las Ligas Agrarias se forman a partir de un proceso educativo, que se lleva a cabo fundamentalmente por la acción católica, a través de sus incursiones y misiones evangelizadoras en el área rural. Este proceso permitió que el hombre de campo y en particular la mujer adopte un protagonismo directo en los reclamos de sus derechos, favoreciendo la formación de una estructura social, que les permitiera participar más activamente y con ciertos respaldos en la atención de sus fundados reclamos.

.

DESARROLLO

Para continuar con la lectura del presente informe, consideramos conveniente hacer un breve repaso organizado de la Acción Católica en el ámbito Nacional, como así también conocer algunos detalles de su génesis, objetivos propuestos, desarrollo de su accionar y vinculaciones con Instituciones y entes Internacionales que hicieron posible recorrer un arduo camino hasta el presente de nuestros días.

Conocer a grandes rasgos, una referencia histórica de la situación planteada, nos permitirá introducir los elementos que consideramos más relevantes, para el seno de la investigación, y también delimitar progresivamente, focalizando dentro del campo o contexto de interés deseado

Para los fines propuestos introducimos las primeras lecturas exploratorias.

.

La Acción Católica en la Argentina

(Los comienzos)

Al igual que en Europa se puede tomar como antecedente de lo que posteriormente será el laicado organizado y más específicamente la Acción Católica, a las actividades en defensa de la Iglesia tanto de finales de siglo pasado como de principio de este. Frente a las ideas liberales de la Generación del 80, se destacaron como difusores de la doctrina cristiana José Manuel Estrada, Pedro Goyena y otros.

En 1902 nuestros Pastores vieron la necesidad de coordinar el accionar del laicado argentino y dieron sus directivas en una Pastoral Colectiva del Episcopado. Poco después recomiendan poner en práctica entre nosotros, lo que Pío X enseñaba para Italia, formando centros de acción católica y social en todas las diócesis. En 1919 en otra Pastoral Colectiva crean la Unión Popular, que estaba formada por distintas ramas que congregaba a damas, hombres y jóvenes, siendo bendecida por el Papa Benedicto XV.

El establecimiento oficial de la ACA se produce en 1931, cuando el Papa Pío XI, su fundador, aprueba la propuesta de nuestros Pastores de constituir la Acción Católica. Como reflejo de esto, la Carta Pastoral colectiva del 5 de abril de 1931 declaraba que ‘desde esta fecha, queda oficialmente establecida, en nuestra querida Patria, la providencial organización general de las energías apostólicas del pueblo cristiano que se conoce con el nombre de Acción Católica’, y a través de esas líneas se promulgaron sus Estatutos.

A partir de este momento los pastores se preocuparon por propagar la Institución, preparándose ellos mismos en cuanto a la doctrina sobre AC, enviando sacerdotes a Roma a profundizar esta vivencia, organizando Juntas y Consejos por todo el país. En sus comienzos se integró con la Liga de Damas Católicas, la Asociación de Hombres Católicos, la Liga de la Juventud Femenina Católica y la Federación de la Juventud Católica, las que poco después constituirían Asociaciones. Como motor de este movimiento se erigió desde su creación la Junta Central de la ACA, que como organismo nacional promovió a las Asociaciones nacionales y diocesanas.

Los promotores fueron:

Buenos Aires: Pbro. Cornelio Vignati. Santa Fe: Pbro. Antonio Caggiano. Córdoba: Pbro. Froilán Ferreira Reinafé. San Juan: Silvino Martínez.

.

Expansión y desarrollo

Con entusiasmo y esfuerzo todas las diócesis contaron con la presencia activa de la ACA. En 1933 se realizaron las primeras Asambleas Federales de las Ramas que se preparaban para el Congreso Eucarístico Internacional que se realizó en nuestro país en 1934.

A partir de allí y hasta 1950 hubo crecimiento explosivo, acompañado de un serio trabajo de formación cristiana y dedicación a las obras apostólicas dispuestas por la Jerarquía. De ella salieron los primeros dirigentes de muchos movimientos y organizaciones apostólicas, como así también valiosos dirigentes de empresa, políticos destacados, gremiales, educacionales, etc.; además de poblar la Iglesia con vocaciones sacerdotales y religiosas y también de ejemplares familias cristianas.

Nacen por este entonces las Ramas especializadas de la ACA como eran los universitarios, los Profesionales (APAC), los estudiantes secundarios (JEC), obreros (JOC) y el movimiento Rural de la Acción Católica Argentina.

.

EL PRIMER ENCUENTRO CON ALGUNOS PROTAGONISTAS

Una ventana para mirar hacia atrás.

Eso represento la convocatoria que realizó Carlos del Frade Escritor y autor del libro “El Litoral, 30 años después, sangre, dinero y dignidad”, en la Universidad de Lomas de Zamora de la ciudad de Goya. No fue difícil advertir, que los interesados presentes en esa ocasión, en un gran porcentaje eran protagonistas directos de los hechos, que con acertada precisión se contaban en el libro, sus rostros y relatos mostraban un ansioso testimonio y una marcada necesidad de mantener la memoria viva, de lo que fue, y es la lucha por sus ideales. Dos palabras sonaban fuerte en la sala y parecían estar siempre en “negritas”, Derecho y Libertad. Como sobrevivientes de una explosión nuclear, por la magnitud de la catástrofe y el atropello sin límites a los derechos humanos, allí estaban diciendo presente, aún estamos en pié, fortalecidos con la energía de los que ya no están, de aquellos que partieron por la decisión de los genocidas o por el dedo acusador de cobardes oportunistas; que satisfacción estar presente en este hito histórico, y poder asomar la mirada por esta ventana, desbloqueada por la descripción minuciosa de un escritor y los relatos emotivos de los verdaderos protagonistas.

Este hecho, en los acontecimientos de las memorias, a treinta años del golpe, no puede estar ausente en los escritos, que evidencian el accionar de nuestra gente, forma parte de un verdadero sentimiento de identidad Nacional, tan Argentino como el Himno, tantas veces cantado en los actos Patrios, casi obedeciendo un protocolo, pero aquí no “señores”, esta gente y muchos físicamente ausentes, eligieron como canción para su muerte, justificando sus verdaderos ideales, aferrados a la pasión que tal vez nació así, sin estructuras mentales previas, simplemente gritó a los cuatros vientos: Tengo derechos, ¿por qué?, paz, igualdad, democracia, o simplemente, sintió la necesidad de sentirse diferente, de no formar parte de ese circo, donde caminar por la vereda de enfrente bastaba, para sentirte perseguido, secuestrado, torturado, y aún para dejar la vida en las manos cobarde de un genocida sin Patria, de hombres que buscaron protagonismo, sembrando el terror, y ocultándose, bajo el ala del poder, de una estructura social enferma, de un sector de la sociedad que decidió someter a su prójimo con los peores vejámenes, con un salvajismo extremo. Esto trae a la mente el conocido episodio vivido por un antropólogo y un anciano antropófago, que enterado del número de muertos en los campos de batalla de la primera Guerra Mundial preguntaba. ¿Que hacen los blancos con tanta carne o comida? O el otro que sostenía que la naturaleza del hombre es buena, las sociedades corrompen. Vale la pena hacer un alto y pensarlo ¿no? Lo cierto es, que formamos parte de un entramado cultural, que pareciera no aprender a vivir en democracia, de una sociedad de recuerdos efímeros, de sujetos, que solo sienten el pinchazo, cuando éste es dirigido hacia su propio cuerpo, y no se inmutan con el dolor ajeno, o hacen oídos sordos a los reclamos de los derechos de todos. Pareciera que los objetivos de vida, son el materialismo, el confort, el poder económico y el poder por el poder mismo, para satisfacer cuantas necesidades se presenten aún a costas del dolor de un pueblo. A veces, en los altos de este escrito, cuesta reconocer que estos fragmentos de historia, forman parte de nuestra añorada Argentina, de esta tierra que nos vio nacer, crecer, y que hoy junto a nuestra memoria, quiere ofrecer un verdadero y objetivo testimonio de su historia de vida.

.

LA PRIMERA ENTREVISTA

Referencias de la entrevista a la Sta. Rosario Obregón, de profesión docente de la ciudad de Goya provincia de Corrientes.

La entrevistada actualmente colabora en la conducción del (SUTECO) Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Corrientes. Con sede en nuestra ciudad, y en relación a nuestras preguntas entre otras cosas, nos comentaba lo siguiente: Las ligas Agrarias se ponen de manifiesto en nuestra región, en los primeros años de la década del setenta (1972,1973) aproximadamente. En esa época, ella trabajaba como docente en la escuela nº526 del paraje San Isidro, distante a unos 45Km. de la ciudad de Goya también en otra oportunidad lo haría en otra institución del departamento de Esquina, 110Km. al sur de esta ciudad, su trayectoria laboral la puso en contacto con una “escuelita” rural que funcionaba en el paraje San Isidro departamento de Goya. La actividad docente, y la realidad imperante en ese momento, la llevaron a interrelacionarse con todo ese contexto y las problemáticas socioculturales y económicas que afectaban ese sector. Corría el Gobierno de Lanusse en la Argentina (23-03-1971, 25-05-1973) y el pueblo era presa de una agitación social sin precedentes, que tuvo su gestación en importantes cambios que se venían produciendo a nivel mundial (Los documentos de puebla y de Medellín, Los sacerdotes para el tercer mundo, teología para la liberación y La revolución Cubana entre otros) fueron creando la necesidad de que importantes sectores sociales replanten sus posturas frente a la vida, levantaron banderas de igualdad de derechos, paz, libertad, equidad, democracia, y sobre todas las cosas, un protagonismo directo en las decisiones sociales para el bien común. [Recordamos el momento que atravesaba el hombre de campo, minifundistas, aparceros y pequeños arrendatarios, atrapados en la telaraña tejida con el mono cultivo del tabaco, del cual dependía la economía de los hogares campesinos, en la mayoría de los casos, pequeñas parcelas otorgadas por los “señores terratenientes”, “el patrón”. Ese que muchas veces se quedaba con porcentajes de la producción en la que no aportaba, ya que su capital eran las tierras y las cabezas de ganado, y era también el que retiraba las verduras frescas de la chacra mantenida con tanto sacrificio por el “peón” y su familia, esos “sujetos”,empresarios, o amigo del político de turno, y de las pocas empresas tabacaleras que fijaban los costos y la clasificación de la materia prima, hasta en siete clases o calidades, “catadores a ojo”, acopiadores oportunistas, que se quedaban con la mayor “tajada”. Rostros cansados curtidos por el sol esperaban con ansiedad su turno en largas colas frente a las tabacaleras. El noventa por ciento de lo recaudado ya estaba destinado para el próximo cultivo, el restante, seguramente le robaba una sonrisa y mientras tomaba un vasito de vino suelto, pensaba, en un pequeño regalito para la vuelta a casa, allí estarían con sus cuellitos largos espiando la polvareda varios de sus hijos, abrazados a su madre. Vale aclarar que en este tipo de producción primaria trabaja todo el grupo familiar, no existía la mano de obra contratada. Es más“ Cunumíes” de cinco añitos descalzos, con sus pancitas afuera, porque usaban las ropitas que dejaban sus mayores ya trabajan en la cosecha y en las técnicas menores de producción.

Las Ligas agrarias recuerda Rosario, tenían centros de reunión en gran parte de nuestro departamento, y otros linderos ( Colonia Carolina, Yataity Calle, Maruchas, Itacurubi, Buena Vista, San Isidro, entre otros). Entre los lindantes se encontraban, (Lavalle, Paraje La Bolsa, Santa Lucía, Villa Córdoba, Gobernador Martínez, Perugorría) y unos cuantos más distribuidos a lo largo y lo ancho de nuestra provincia. Además este movimiento se hacía extensivo a las provincias del NEA como Chaco, Misiones, Formosa, partes de Santa Fe y Santiago del Estero.

.

COMERCIANTES SOLIDARIOS

Recuerda que en situaciones límites algunos grupos organizados, entre ellos docentes y líderes rurales se unieron a esta lucha y solicitaban la solidaridad de los comercios Goyanos, para la donación de víveres de primera necesidad, para minimizar la afligida situación de nuestra gente de campo, y sostiene que dicho petitorio tuvo siempre una respuesta positiva por parte de los comerciantes locales. Se montaron centros de almacenamientos estratégicamente ubicados para su posterior distribución.

.

La bandera prestada: (Les cuento una anécdota dice) Un día se llevó a cabo una misa por el día del agricultor que tuvo lugar en el paraje San Isidro en las que se encontraban docentes , campesinos, y dirigentes de las Ligas Agrarias. En esa ocasión Rosario le prestó la bandera de su Escuela, para el acto y la ceremonia religiosa. Eso fue suficiente para que

sea calumniada, por los hacendados de la zona. Esas denuncias sumadas a otras de los propios colegas, me costó el puesto y el no reconocimiento de mi trayectoria años después, tuve que comenzar de cero en el año 1985, resaltó.

Allí no termina la cosa, aun faltaba el peor desenlace, la llegada del gobierno del proceso, la junta militar(24-03-1976,10-12-1983). El poder y la impunidad desatada en todo el territorio Nacional, no estuvieron ausentes en nuestra ciudad y comenzó la carrera del terror persiguiendo a los lideres de las Ligas Agrarias y a los que militaban en diferentes organizaciones políticas (montoneros, marxistas, gremialistas, profesores, maestros, eclesiásticos) y en particular a los de izquierda y “ultra izquierda”. Estaban los que tomaron las armas y los que eligieron otras vías, pero todos eran tratados de la misma manera. El objetivo era hacerlos desaparecer del sistema, y de la manera más cruel. Esta ciudad también fue elegida como asentamiento para la existencia de espacios físicos utilizados como lugares de detención y torturas, podemos citar al viejo “campo Hípico” sobre la vera del riacho Goya, lindante al norte con el entonces Regimiento de Ingenieros 7, y la “casa de los murciélagos” (un destacamento utilizado por la Prefectura Naval Argentina) en las inmediaciones del camino al puerto.

Comentó que fue muy penoso lo que paso en el Instituto del profesorado Manuel Estrada de la que fue alumna, que en esa casa de estudios superiores bajo la conducción del Padre Camozi, se había conformado un grupo de docentes de currículum inmejorables, la visión amplia y objetiva de los hechos sociales y la procedencia de otras provincias vecinas, fueron suficientes para que pierdan sus puestos laborales, sean amenazadas y perseguidas, sufriendo cárcel tortura y desaparición, mientras otros buscaban el cierre del profesorado, que finalmente lo consiguieron, lamentablemente en el ámbito de la educación y en particular en otro profesorado creado posteriormente, también habían “personajes” acusadores y entregadores oportunistas, profesionales de la salud que asistían a torturas y consentían el actuar del régimen y tantos otros que aun caminan por las calles como grandes ciudadanos o disfrutan del capital fácil, adquirido en ésa época. Y bueno así estamos…la experiencia y la memoria nos obliga a estar alertas, y de ello seguramente dependerá en gran parte, el futuro que queremos para nuestros descendientes y para nuestra gran Nación, del accionar de la iglesia les va a comentar “palito” Leiva concluyó.

.

NUESTRO SEGUNDO ENTREVISTADO

(El accionar de la Iglesia)

Jorge Humberto Leiva (Jubilado judicial) milita actualmente en el S.I.T.R.A.J.(Sindicato de trabajadores judiciales) Integra la F.J.A. (Federación Judicial Argentina)Miembro de la C.T.A. (local) Central de trabajadores Argentinos. Integra la Asociación M.E.D.H.E.S.(Memoria Derechos humanos y Solidaridad de Goya).y también es miembro activo de la pastoral social de la iglesia

Con voz calma pero segura y atento a nuestras preguntas comenzó su relato, solo se necesitaron cinco minutos de escucha, para darse cuenta que se esta frente a una persona de bien, y con un gran dominio de los diferentes hechos que se sucedieron en el ámbito de sus gestiones y tantos otros que forman parte de su protagonismo de entrega y solidaridad con los más necesitados. Es que vivió de cerca tantas experiencias que le son propias y que forman parte de su historia de vida. A continuación no se registran respuestas de un cuestionario cerrado, sino una pequeña apreciación de lo verdaderos intereses que siempre tuvieron como premisa en su obrar, y que aun pone de manifiesto en la calidez y contundencia de sus manifestaciones más sobresalientes.

Con relación a esta temática menciona al Obispo Monseñor Devoto, y destaca su preocupación por este sector marginado de la sociedad. También atribuye significatividad al trabajo de seminaristas, grupos juveniles y algunos curas párrocos que misionaban en el campo e intentaban llegar con la palabra de la Iglesia y los postulados de la acción católica (A.C.A.). Considera que este camino recorrido por la iglesia, fue el puntapié inicial para el surgimiento de una nueva filosofía de vida que se fue abriendo camino entre las gramillas y los montes, hasta llegar un día con sus reclamos a una manifestación masiva en la plaza Mitre de nuestra ciudad, acompañada con una huelga de hambre en las puertas de la Iglesia Catedral, en compañía de una hermanita misionera. Es que este trato egoísta e inhumano ha llevado a este sector del campo a padecer grandes penurias, entre los que el hambre y la carencia de una asistencia social mínima, los sumía en una situación muy triste y desalentadora, a tal punto que con el dolor en el alma, las familias campesinas comenzaron a disgregarse, abandonando sus tierras, y dirigiéndose a los grandes centros demográficos, buscando un mejor bienestar.

No pudo evitar recordar las penurias que atravesaba este sector de nuestra sociedad postergado y volcado al olvido. La esperanza con la fe en Dios, los llevó a soñar con nuevas respuestas sociales, y sobre todas las cosas, una oportunidad digna, un bienestar diferente para sus “castigadas” familias.

Jorge Leiva sentía la necesidad de atraparnos con sus relatos. Y en verdad nos ha contagiado sus inquietudes, al punto tal, que nos costo dar por finalizada nuestra entrevista, debido a los atrapantes episodios de sus memorias, convenimos nuevos encuentros y dejamos abierta la comunicación para este tesoro de información y formación en la defensa de nuestros derechos.

.

EL TERCER OBJETIVO DE LAS ENTREVISTAS

Tiene como premisa atrapar la atención y por sobre todas las cosas, conocer algunos reflexiones de sus escritos, obedeciendo a una serie de preguntas específicas dirigidas, a nuestro singular protagonista, el escritor Rosarino Carlos del Frade. Quién sin mediar inconveniente alguno, puso mano a la obra y nos respondió de manera concreta y organizada cada intención consultada a través de un cuestionario guía. Debido a nuestras carencias e inexperiencia en el tratamiento de ciertos contenidos y en virtud del resguardo del derecho de autor, decidimos anexar la misma para su oportuno tratamiento. Haciendo extensivo un agradecimiento por la excelente predisposición puesta de manifiesto desde el origen de las propuestas.

Atento a ello transcribimos copia fiel un fragmento de sus respuestas.

“Debe haber una nueva conciencia política que profundice la democracia a favor de todos y no de unos pocos. Memoria, verdad y justicia para darle sentido existencial a la vida de las mayorías.

Para eso debería servir el recuerdo y la memoria”.

.

MIS MEMORIAS

A fines de la década del setenta un día de regreso de la escuela, en la mesa se mencionaban frases como: Estado de sitio, toque de queda prohibidas las reuniones de más de dos personas en las calles o esquinas, evitar salir solos, rastreo policial, persecuciones, abusos deshonestos, abusos de autoridad, gente del poder, comunistas, ligas agrarias, sindicatos perseguidos, policías pegadores, ejercito intocable, y tantas más. Me quedé pensando en los carteles del regimiento que decían prohibido pasar el centinela hará fuego (ah, por suerte ya no están) y lo resalto porque no eran meramente preventivos, y lo descubrimos un hermoso día de sol. Los chicos del barrio decían te enteraste, a la hija de Maciel le pegaron un tiro en el regimiento. Había entrado a cortar pasto para sus animalitos, como lo hizo en otras oportunidades y el guardia del tanque (de agua), distante a unos ciento cincuenta metros del lugar, le hizo un disparo que atravesó su cuerpo a la altura de la cintura, dicen que se arrastro hasta la vereda de su casa (lindante con el sector este del regimiento de comunicaciones 121) actual Ingenieros de monte 12. Esta fea la mano, ni se le ocurran buscar la pelota si se va adentro, como lo hacíamos antes, porque no van a pasar un metro del alambrado que son “boleta” decía Carlitos un viejo amigo del barrio.(continúa) Lo que pasa es que, la semana pasada una camioneta blanca con varios hombres en su interior parece que quisieron entrar por el fondo, debe ser porque allí tienen el depósito de armas, y municiones, pero la descubrieron y se armó la “balacera” Vengan miren decía, cuando la camioneta pasó por enfrente de la usina, algunas balas de FAL (fusil automático liviano)pegaron en el tinglado, allí quedaron los agujeros (indicaba), por suerte no mataron a nadie no?. ¿Y quienes eran? No se, la gente dicen los montoneros o los de las ligas concluyó.

Desde el estado de sitio la ciudad de Goya provincia de Corrientes no fue la misma. Seguramente, esto también sucedía en otras localidades del país. Su accionar se mostraba tenso y parecía que todo tenía un límite y en algunos casos directamente la censura. Lo que uno hacía o pensaba debía estar estructurado conforme a los mandatos e ideologías de unos cuantos, de lo contrario, eras un zurdo extremista, desestabilizador, activista, revolucionario, comunista, y cuantos otros sinónimos o lunfardos quieran agregar. ¿Que paradoja no? Cuantos de estos calificativos les vendrían como “anillo al dedo” a estos sujetos sembradores del terror. O, acaso los gobiernos defactos con estas características surgen en las sociedades del jardín de las urnas, con perfume a libertad.

Impotencia, bronca, tristeza, desasosiego, lágrimas, dientes apretados y gritos al viento eran la constante de un gran número de verdaderos patriotas, que no se dejaron llevar por la prensa dirigida, por el (dice que) o el (no te metas). Ellos eligieron vivir luchar y morir por un ideal, ese que dignifica la acción del hombre sobre la tierra, trabajo pero con derechos, con respeto a las normas básicas de convivencia y supervivencia, equidad, y por sobre todas las cosas libertad, libertad, libertad.

.

CONCLUSIÓN

Conforme a los resultados obtenidos hasta el momento, podemos poner de manifiesto que estas resultantes nos han dejado un aprendizaje significativo, en función que ha permitido incursionar e indagar con ciertas particularidades, los fundamentos que constituían los cimientos del accionar de los hombres (mujeres y varones) que asumieron un protagonismo directo en la lucha por sus ideales, y proyectaron hasta el presente una verdadera lección y elección de vida, como ellos sencillamente decían:

“Luchemos para que se terminen las injusticias”

“No dejemos que nos dividan, el color de las ligas agrarias es el celeste y blanco de la bandera Argentina, mojada por el sudor de los trabajadores”

Concluimos. Pero aún queda mucho por indagar, la historia y la memoria activa debe ofrecerle un espacio y un tiempo sin límites a esta entrega, que llegó enancada en un grito campo adentro.

.

BIBLIOGRAFÍAS

SEDE DE LAS LIGAS AGRARIAS CORRENTINAS, Qué son las ligas Agrarias, 1972, boletín nº 3 y 6

DIARIO PRIMERA HORA. Jefes militares, 13 de agosto de 1973.Goya Ctes.

DIARIO PRIMERA HORA. Nuevas detenciones y requisas en Goya, 17 de agosto de 1976

COOPERATIVA AGRARIA DE PERUGORRÍA. Propuestas de proyectos. Ficha

COOPERATIVA AGRARIA DE PERUGORRÍA. Informe sobre la represión 01/02/1984

CARLOS DEL FRADE. El Litoral, 30 años después, sangre, dinero y dignidad. Ed.2006

CARLOS DEL FRADE Nota publicada en Argenpress 11/02/2006

PAG.WEDfile:///C:/Documents%20and%20Settings/Administrador/Escritorio/monografia%20papa/El%20cordobazo.htm. EL CORDOBAZO

COMISIÓN NACIONAL SOBRE LA DESAPARICIÓN DE PERSONAS. Nunca más, Editorial EUDEBA

ORGANISMOS DE LOS DERECHOS HUMANOS. La Iglesia Cómplice y la iglesia del pueblo. Folleto publicado en Diciembre 1996

COOKE J.W., Peronismo y revolución, Bs. As., Parlamento, 1985.

JORGE PRÓSPERO ROZE. Conflictos Agrarios en la Argentina/2 El proceso liguista biblioteca POLÍTICA Argentina

by TemplatesForYou-TFY
SoSuechtig