IDIOMA GUARANI

Guaraní Avañe'ẽ
Hablado en Bandera de Paraguay Paraguay Bandera de Argentina Argentina Bandera de Bolivia Bolivia Bandera de Brasil Brasil
Familia Tupí

Tupí-guaraní Subgrupo I Guaraní

Estatus oficial
Oficial en Bandera de Paraguay Paraguay Bandera de Bolivia Bolivia Bandera Corrientes.svg Corrientes, Argentina[1]
Regulado por No está regulado

El guaraní o avañe'ẽ es una lengua de la familia tupí-guaraní hablada por unos cinco millones de personas, para unos cuatro millones de las cuales es su lengua materna. Paraguay, donde es la lengua cooficial de todo el estado, comparte este idioma con sus países vecinos, que lo hablan en parte de su territorio. Se habla en el noreste de Argentina (Corrientes, Misiones, Formosa y parte de la provincia del Chaco); en la provincia de Corrientes es lengua oficial (junto con el castellano).[2] Además se habla el sur de Brasil y el Chaco boliviano. Es la lengua nativa de los guaraníes, un pueblo autóctono de la zona, pero goza de un uso extenso también fuera de la etnia especialmente en Paraguay. En la América precolonial se empleó regularmente por pueblos que vivían al este de la Cordillera de los Andes, desde el mar Caribe hasta el Río de la Plata.

Aspectos históricos, sociales y culturales

Variantes

Se pueden diferenciar tres variedades de guaraní casi ininteligibles entre sí: el misionero o jesuítico; el guaraní hablado por los guaraníes y el guaraní paraguayo o moderno.

El guaraní misionero se habló en el área y tiempo de influencia de las misiones jesuíticas, entre 1632 y 1767. Esta variedad había desaparecido totalmente para 1870, pero dejó importantes documentos escritos.

El guaraní tribal abarca los dialectos hablados por cinco o seis etnias asentadas dentro del territorio paraguayo y limitadas geográficamente: "Guaraní Occidental", "Paí Tavyterá", "Ava Guaraní", "Idioma Mby`a Guarani" y "Aché".

El guaraní paraguayo es hablado por casi la totalidad de la población del país (90%); éste depende generalmente de la ubicación urbana o rural de los hablantes, siendo variable el grado de pureza y de riqueza del léxico.

En los centros urbanos y principalmente en la capital se habla el jopará, una lengua criolla que adopta vocablos españoles a la estructura gramatical y prosódica del guaraní. (adoptada en siglos de guerra) Una variante es el llamado guaraní jehe'a, una lengua caracterizada por la mezcla transformada de vocablos del español al guaraní.

El idioma guaraní en el Paraguay

Paraguay es único en muchos aspectos y diferente de otros países de América Latina. Paraguay tiene una población mestiza que es bastante homogénea (hispanos en la apariencia y la cultura). La gente no aparenta, no se viste ni se comporta como indígena. Los términos mestizo y ladino no se utilizan en el español de Paraguay, y no existen conceptos de mestizaje cultural o racial, a diferencia de otros países de América Latina. Sin embargo, a pesar de la hispanización de la mayoría de los residentes, el noventa por ciento de la población habla la lengua indígena guaraní. Por esta razón, Paraguay es un caso único en el hemisferio, y el país es a menudo citado como una de las pocas naciones bilingüe en el mundo.[3]

El idioma guaraní hoy

El guaraní es hablado por algo más de ocho millones de personas de regiones de Paraguay, Argentina, Bolivia y Brasil. El guaraní es conocido por más del 90% de los paraguayos, 27% de ellos son monolingües en guaraní, y es idioma oficial también en la provincia argentina de Corrientes. En algunas regiones paraguayas el guaraní es más ampliamente usado que el español, como es el caso de las colonias mennonitas, donde sus habitantes se comunican en inglés y guaraní o en alemán y guaraní en vez de español.

El guaraní fue la primera lengua indígena americana en alcanzar el estatus de idioma oficial. Además el guaraní ha sido reconocido como idioma de trabajo del Mercosur.[cita requerida] Con respecto a esta situación, un periodista de El Mercurio Digital, que ha seguido muy de cerca la noticia de la incorporación del Guaraní como idioma oficial del Mercosur expresó lo siguiente:

Es preferible aprender un idioma nuestro, que sea auténticamente latinoamericano, que intercambiar expresiones e ideas con ropajes ajenos. La Unión Europea contiene decenas de idiomas oficiales hasta de regiones cuya población no sobrepasa el millón de habitantes. ¿Por qué aquí no se le da la atención debida al guaraní, ya que otros idiomas nativos han ido caducando? América Latina tiene la oportunidad de dar ejemplos al mundo. Esta atención concedida al guaraní no significa el abandono gradual del portugués o el español en los países del Mercosur, sino una manera de dar voz a una de nuestras raíces, la indígena, y valorizar lo propio sin ningún sentimiento de atraso o culpa. Los países llamados “desarrollados” tendrán que aprender el guaraní y respetar el espacio cultural latinoamericano.
Bruno Peron Loureiro, periodista

En la actualidad, existe una gran cantidad de páginas y sitios web en guaraní. El proyecto Wikipedia en Guaraní también ha impulsado el progreso digital de este idioma. Los periódicos ABC Color y Última Hora publican algunos artículos en este idioma.

Fonología

El guaraní distingue 33 fonemas, de los cuales 12 son vocales y 21 consonantes.

Vocales

De las 12 vocales (pu'ae) guaraníes, 5 son orales (pu'ae jurugua), 5 nasales (pu'ae tĩgua), 1 gutural (pu'ae ahy'ogua) (y = /ɨ/) y una guturonasal (pu'ae ahy'otĩgua) ( = /ɨ̃/).

orales nasales
anterior central posterior anterior central posterior
cerradas (débiles) i ɨ u ĩ ɨ̃ ũ
abiertas (fuertes) e a o ã õ

La ortografía de todos esos fonemas es idéntica a su signo AFI excepto por las grafías <y, ỹ> que se usan para denotar a los fonemas /ɨ, ɨ̃/.

Consonantes

De las 21 consonantes (pundie) guaraníes, 8 son plosivas, 5 fricativas, una africada, una aproximante, 2 vibrantes y una sibilante. El siguiente cuadro representa el cuadro de fonemas según el modo de articulación y el punto de articulación de los fonemas y la grafía usual para cada uno de ellos:

labial alveolar alveo-palatal velar glotal
fricativa /β/ <v> /s/ <s> /ɣ,ɣ̃/ <g, g̃>
africada /ʧ/ <ch>, /ʤ/ <j>
oclusiva sorda /p/ <p> /t/ <t> /k/ <k> /ʔ/ <'>
oclusiva sonora // <mb> // <nd> // <ng>
nasal plana m <m> n <n>
sonorante ɾ <r>, l <l> j <y>

En los préstamos léxicos del español también interviene la vibrante múltiple /r/. Las oclusivas sonoras pueen articularse como propiamente oclusivas en contextos no-nasales o como nasales en contextos nasales. El fonema /t/ puede sonar como [t] o como [ɾ]

Observaciones

Palabras nasales

El guaraní distingue entre fonemas nasales y orales. La nasalidad de cualquier fonema se hace extensiva a toda la palabra, por razones de eufonía, y provoca fenómenos de sandhi en los sufijos que se añadan a esta. Por lo tanto, son sólo orales las palabras en que ninguno de los fonemas que la conforman tiene carácter nasal.

(Nasales) akã ("cabeza") — porã ("bonito") — kuñataĩ ("señorita") — hembireko ("esposa")
(Orales) rajy ("hija") — túva ("padre") — sy ("madre") — arapoty (primavera)

Pusó

El pusó u oclusiva glotal aparece sólo en posición intervocálica e interrumpe momentáneamente la emisión; aunque pudiera parecer simplemente una ausencia de sonido, es un fonema en derecho propio, pues entra en oposición fonológica con el sonido continuo. Su nombre viene del propio guaraní pu ("sonido") + so ("soltar", "separar"). En el silabeo acompaña a la vocal que le sigue.

Acentuación

En guaraní ninguna palabra termina en consonante. Casi todas llevan acento (muanduhe) en la última vocal. El acento gráfico se utiliza sólo cuando la vocal acentuada no es la final.

Por ejemplo, la grafía tape ("camino") se lee [ta'pe] y tata ("fuego") se lee [ta'ta]; por su parte áva ("cabello"), que se lee ['ava] o tái ("picante") ['tⁿaj], llevan la marca gráfica de su acentuación.

Grafía

Artículo principal: Alfabeto guaraní

Para escribir el guaraní comúnmente se usa el alfabeto latino provisto de diacríticos para marcar las vocales nasales, más un signo adicional para la oclusiva glotal o "saltillo" y otros fonemas, además algunos fonemas prenasalizados se representan mediante dígrafos . La ortografía moderna con esas convenciones es altamente fonémica, es decir, representa fielmente la fonología de la lengua.

Después de la conquista y la alfabetización jesuítica en la región de las misiones guaraníticas, en las comunidades se utilizó el alfabeto latino para la transcripción. El jesuita Antonio Ruiz de Montoya recogió y documentó el estado de la lengua en sus famosos trabajos Tesoro de la lengua guaraní (un diccionario guaraní-español), Arte y vocabulario de la lengua guaraní (un compendio gramatical y diccionario español-guaraní) y Catecismo de la lengua guaraní (una gramática del guaraní).

La grafía de la lengua no se estandarizó, sin embargo, hasta época reciente. La detallada supra en la sección de fonología corresponde a la fijada oficialmente en 1950 por el Congreso de la Lengua Guaraní de Montevideo, que es la utilizada actualmente para la enseñanza de la lengua en el Paraguay; ésta, que reemplazó las reglas del Congreso de Grafía convocado en 1867 por el mariscal Francisco Solano López, intentó marcar las diferencias fonológicas entre el castellano y el guaraní adoptando una notación muy similar a la del alfabeto fonético internacional. Sin embargo, obras importantes como el Gran diccionario castellano-guaraní y guaraní-castellano de Antonio Ortiz Mayans no han respetado la legislación pese a ser posteriores a su promulgación.

Los frecuentes topónimos de origen guaraní en Argentina y Uruguay utilizan la grafía del castellano, así como en Brasil se utiliza la del portugués, perdiendo por lo tanto la distinción entre nasales y orales.

Gramática

El guaraní es una lengua fuertemente aglutinante, de tipo polisintético; es decir, cada palabra está compuesta de numerosos morfemas encadenados que aportan unidades de significado. A diferencia de los idiomas de tipo fusional, como el español, los rasgos semánticos y sintácticos —como el tiempo verbal, la persona, el género o el modo— no se expresan por alteraciones en la raíz verbal, sino por el añadido de unidades específicas.

Sin embargo, y excepcionalmente entre las lenguas aglutinantes, el guaraní es proclive al sandhi entre morfemas; una forma específica, conocida como eclipse, rige la mutación del fonema [t] a comienzos de palabra. La realización fonética nasal o no-nasal de un fonema también está sujeta a reglas de sandhi fonético.

Las marcas de tiempo y modo se representan no por afijos auténticos sino por clíticos pueden dislocarse de la posición adyacente a la raíz verbal por razones de elegancia prosódica o claridad conceptual; en el primer caso, denominado metátesis, el afijo se antepone para anticipar el modo o tiempo de la frase siguiente, mientras que en el segundo, denominado hipértesis, un afijo de tiempo u modo se desplaza para evitar una repetición o precisar exactamente a qué parte del fonema compuesto se aplica.

Correlativamente, la sintaxis del guaraní es simple. El idioma carece de distinción entre formas de plural y singular y de caso gramatical, y no emplea el artículo determinado.

Concordancia

El verbo guaraní concuerda en número y persona con el sujeto. Además las formas verbales de tercera persona en singular y plural son idénticas, manteniéndose la diferencia sólo en la primera y segunda persona. El nombre en guaraní no posee género gramatical.

Adjetivo

Los adjetivos normalmente se colocan junto al sustantivo, pero su posición varía según el tipo del mismo. Los demostrativos, posesivos, numerales e indefinidos se anteponen al sustantivo, con excepción de los ordinales, mientras que los calificativos se posponen inmediatamente al sustantivo al que rigen. Los adjetivos pospuestos son invariables en género y número.

El guaraní emplea una construcción de genitivo carente de preposición, posponiendo inmediatamente el sujeto del genitivo al objeto de éste; así Perú rembireko significa 'la esposa de Pedro'.

Orden sintáctico

En una oración con verbo transitivo que tiene sujeto explícito (S), objeto (O) y verbo (V), el orden más frecuente es SVO y en ciertos casos también OVS.

La posición respectiva de sustantivos, verbos, adverbios y pronombres no es rígida siendo posibles diversos órdenes; dependiendo de elecciones pragmáticas, de énfasis y estéticas. El guaraní usa postposiciones en lugar de preposiciones.

by TemplatesForYou-TFY
SoSuechtig